viernes, 8 de julio de 2011

el infinito pasillo que atraviesa toda la facultad de letras de la autónoma



(tengo veinte años y estudio filosofía, una noche bebí demasiado cointreau y me lié con josep, es algo que me gustaría cambiar o borrar pero el pasado no se pueden cambiar o borrar, es física elemental. el caso es que hay mañanas en las que me salto todas las clases y no sé ni para qué me levanto, podría seguir durmiendo sin despertar jamás pero no lo hago, el despertador suena a las seis y media y a las siete y cuarto el mundo ya está en funcionamiento, pesadamente, con frío, las clases empiezan a las ocho y el autobús a esas horas es un estercolero)


(así que es por eso por lo que cruzo el infinito pasillo que atraviesa toda la facultad de letras de la autónoma, un desierto de color azul turquesa y gris cemento, ir, llegar y volver, creo que es de los pocos recuerdos que tengo de esos días, cinco o seis de marzo de mil novecientos noventa) 

un pulmón


tengo veinte años y estudio filosofía
tengo veinte años y estudio filosofía
tengo veinte años y estudio filosofía
tengo veinte años y estudio filosofía 
tengo veinte años y estudio filosofía
tengo veinte años y estudio filosofía
tengo veinte años y estudio filosofía
tengo veinte años y estudio filosofía
tengo veinte años y estudio filosofía
tengo veinte años y estudio filosofía
tengo veinte años y estudio filosofía


tengo veinte años y estudio filosofía


lailalalai